8° Simposio Internacional del CMEH -

Desarrollado el 16-17-18 de abril de 2021

Ejes temáticos

Nuestro mundo se transforma con aceleración creciente. No es ya el mundo que creíamos conocer, sino un mundo nuevo que necesitamos comprender para orientar sus evoluciones hacia el desarrollo pleno de la humanidad. Una humanidad que continúa ampliando sus horizontes en todos los caminos posibles.
Los ejes temáticos que proponemos a continuación representan propuestas para la reflexión y el intercambio, formuladas con la intención de obtener ideas e imágenes orientadoras hacia una Nación Humana Universal, tema central de la plenaria con la que cerraremos este Simposio.

 

El humanismo en el momento actual

El humanismo, en el transcurso de la historia humana, a pesar de expresarse y declinar de diferentes formas, siempre ha colocado al ser humano como una preocupación central. En el momento actual de crisis, esperamos que estas múltiples visiones encuentren la oportunidad de intercambiar sobre el papel que jugará un Nuevo Humanismo en el futuro.

Nuevo Humanismo, Post-Humanismo y Transhumanismo

Desde el descubrimiento del fuego, la tecnología ha acompañado el desarrollo del ser humano. Hoy en día nos enfrentamos a una importante aceleración tecnológica que con sus posibles desarrollos en la inteligencia artificial y la biotecnología plantea importantes cuestiones sobre la naturaleza humana. ¿Cómo encaja esto en el proceso humano? ¿Estamos en el amanecer de un nuevo ser humano o se abre un proceso que llevará a su degradación?

Superar la violencia

La violencia se ejerce en todo el planeta a través de múltiples formas de expresión que deben ser analizadas, ya sean físicas, económicas, religiosas, raciales, psicológicas, sexuales o institucionales. Si queremos generar una nación humana universal, debemos superar la violencia y resolver los conflictos por medios no violentos que todavía se ignoran con demasiada frecuencia. El desafío es: alentar a los medios de comunicación a difundir sus propuestas, influir en los órganos de representación social y política para que los tengan en cuenta en sus decisiones, llegar al mundo de la educación, tanto en las escuelas, las universidades y las familias como en la vida cotidiana de cada individuo.

Reducción del armamentismo y eliminación de las armas nucleares

La fabricación y venta de armas de guerra es un instrumento de poder y un gran negocio, que lucra con el dolor y el sufrimiento de grandes conjuntos humanos. Si queremos avanzar hacia una Nación Humana Universal, es fundamental la reducción del armamentismo, y hay que considerar en particular, a las armas nucleares. Estas representan la forma más intensa y letal de la violencia en el sistema de relaciones internacionales. Constituyen la mayor de las amenazas, porque un conflicto nuclear en cualquier parte del planeta puede representar el fin de la humanidad. En este sentido promovemos la adhesión y difusión del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares puesto recientemente en vigencia por la Organización de Naciones Unidas. Es necesario difundir la existencia de este tratado. Tener armas nucleares debería convertirse en “mala propaganda” para un país. ¿Cómo se puede avanzar en este sentido?

Crisis climática: salidas desde la mirada de la ecología social

La crisis climática es quizás la manifestación más evidente de la crisis del sistema. Un modelo de organización económica, cultural y social con un modo de relación con la tierra, “nuestra casa común”, que está poniendo en peligro de extinción a la especie humana. ¿Cómo hacemos para salir de esta encrucijada? ¿Cómo replantearnos la relación ser humano – ambiente? ¿Qué alternativas se vienen gestando para armonizar esta relación?

Economía para la libertad

Desde su origen, el ser humano ha trabajado a favor de la liberación de sus condiciones de vida, tanto materiales como intangibles. Las mejoras materiales han permitido liberar energía humana para dedicarla a otras tareas más sutiles y elaboradas, tanto espirituales como artísticas, culturales, etc. Sin embargo, las últimas décadas de neoliberalismo nos han hecho olvidar que ese debe ser el objetivo de la economía como ciencia aplicada: crear nuevos modos de resolver las necesidades básicas materiales de manera eficiente, para permitir dedicar los mejores esfuerzos humanos a metas más elevadas. En otras palabras, liberar al ser humano del yugo del trabajo alienante, algo que hoy está al alcance de la mano, sólo impedido por la codicia ilimitada de algunos.

La cuestión de género en un mundo nuevo

La discriminación femenina es un hecho histórico innegable, como también lo es el avance de las mujeres en la reivindicación de sus derechos y en su empoderamiento actual. ¿Qué es lo que ha generado la discriminación y la violencia por cuestiones de género? ¿En qué radica la diferencia entre hombres y mujeres? ¿Por qué se discrimina también a las otras formas de identidad sexual?¿Qué es lo que le da su enorme fuerza a los movimientos feministas en la actualidad? La naturaleza biológica nos hace diferentes, pero el ser humano es mucho más que naturaleza. La pregunta central es: ¿Cómo considerar la cuestión de género en un mundo nuevo?

Salud

Para los humanistas, la salud es un derecho humano fundamental. No obstante, si bien la medicina avanza y la esperanza de vida tiende a aumentar, estos beneficios no llegan a todos por igual. Al aumentar el costo y la complejidad, las prestaciones sanitarias y las medicinas se convierten cada vez más en bienes de mercado y cada vez menos en prestaciones sociales solidarias. Por otra parte, si bien se habla de Sistemas de Salud, las prestaciones van dirigidas principalmente al tratamiento de la enfermedad antes que a la prevención y promoción de la Salud. También es de interés considerar la existencia de prácticas y experiencias alternativas y complementarias que podrían ser beneficiosas para la salud pero a las cuales no se presta la debida atención. En el momento actual interesa también analizar las diversas respuestas que se han dado frente a la pandemia Covid-19.

Hacia una educación humanizadora

La educación tradicional tiene por objeto facilitar la adaptación del sujeto al medio social en el que vive. Presupone en el alumno una actitud pasiva y al aprendizaje como mera recepción y reproducción de conocimientos. Humanizar el proceso educativo significa afirmar una constante actitud activa del sujeto en la configuración de la realidad, de modo que el ser humano no solo aprenda el acervo cultural, sino que lo resignifique. No se debe considerar al alumno como simple receptor de conocimientos, sino como un sujeto con capacidad de crítica transformativa en función del mejoramiento de sí mismo y de la comunidad a la que pertenece, por encima de lo socialmente establecido como verdadero. Para construir un mundo más humano necesitamos formar conciencias capaces de converger a pesar de las diferencias. Converger en la diversidad.

Conciencia y Mundo

Nuevos desarrollos en la investigación sobre la estructura y el funcionamiento de la conciencia permiten esclarecer su relación con el mundo y enfrentar, con nuevas miradas, algunos enigmas fundamentales. ¿Cuál es el rol de la inteligencia en el desarrollo del Universo?¿Qué pasa con la exploración de este último, en todas las escalas? En el ámbito de la ciencia, está surgiendo cierta inspiración espiritual en torno a estos temas.

Trascendencia y Espiritualidad

Hay una postura muy materialista según la cual el ser humano es un ser que nace, crece, se reproduce y muere. Nosotros pensamos que todo ser humano tiene el derecho de preguntarse sobre el sentido de su vida. ¿Es que todo termina con la muerte, o hay algo más allá que nos espera? Ciertas experiencias de contacto con “lo sagrado” en la profundidad de la conciencia podrían permitir un atisbo de respuesta ante este antiguo enigma de la vida humana.

Hacia nuevos estilos de vida

La posibilidad de que haya un cambio social pasa porque haya una alternativa al estilo de vida actual. El sistema en el que vivimos ha conseguido implantar un estilo de vida materialista, individualista y competitivo en la gran mayoría de la población, pero esto acaba provocando grandes contradicciones y un registro de vida sin sentido. No obstante, ese estilo de vida tiene fuertes raíces y una inercia enorme que permite su mantenimiento. ¿Podrá la crisis actual abrir una ventana de transformación? ¿Qué estilos de vida alternativos podrían proponerse para un mundo nuevo?

Visiones futuras

¿Qué futuro nos espera? ¿En qué dirección va el ser humano? ¿Aumentará la crisis y tendremos un apocalipsis? ¿O es acaso esta crisis un paso hacia una nueva forma de civilización? ¿Cuáles son las visiones de futuro que pueden estimular y abrir nuevos horizontes?

Pin It on Pinterest

Share This